MÉXICO D.F. Miércoles 03 de diciembre de 2014
De10.mx
salud | Sentirse bien, física y mentalmente | Cirugías estéticas, tratamientos, alimentación
15333[email protected]http://ads.eluniversal.com.mx/RealMedia/ads/adstream_jx.ads/movil.de10.mx/[email protected]
Cuando llega la <b>vejez</b>... ¿Cómo afrontar el acercamiento con la muerte?
Especial
En la etapa de vejez es esencial que la persona realice una evaluación de su vida

Cuando llega la vejez... ¿Cómo afrontar el acercamiento con la muerte?


La forma de afrontar el proceso de envejecimiento depende de cómo se encuentre la persona en cada una de las esferas de su vida: biológica, psicológica y social
Por: Psic. Alejandro Silva | 31 de Octubre, 2012 | 12:15
La Asamblea Mundial sobre el Envejecimiento, en 1982, marcó que el  inicio de la vejez es a partir de los 60 años. Sin embargo, las personas de esa edad no forman un grupo homogéneo, ya que para considerar el grado de vejez de alguien es importante tomar en cuenta al menos tres factores:
  • 1. La edad biológica y el estado físico en que se encuentra una persona.
  • 2. La edad psicológica, es decir, la capacidad de un individuo para tener una conducta adaptativa consigo mismo y con su medio.
  • 3. La edad social, que se refiere a los roles sociales de las personas de acuerdo a las expectativas de su entorno cultural.

La forma de afrontar el proceso de envejecimiento depende de cómo se encuentre la persona en cada una de las esferas de su vida. El proceso de envejecer, con sus características biológicas, culturales y psicológicas es algo que en sí mismo suele provocar miedo, principalmente porque se ubica como la última etapa de la vida antes de la muerte.

El principal conflicto durante el envejecimiento está asociado con las pérdidas, tanto de capacidades físicas (como la vista, el andar, la fuerza), como de roles sociales (trabajo, cuidado de los hijos, grupos sociales) y, por supuesto, de personas cercanas que comienzan a fallecer (pareja, amigos, familiares).

Es un hecho que la vejez tiene características particulares en cada cultura y época histórica, por ejemplo, en sociedades con poco desarrollo tecnológico (como las prehispánicas), los viejos eran muy apreciados, pues el cúmulo de experiencias y conocimientos que poseían tenía gran importancia y vigencia para las nuevas generaciones.

 

 

No obstante, la modernidad ha traído cambios en la estructura social y, junto con los avances médicos que permiten prolongar la vida, ha cambiado también el papel de los ancianos. Ahora, su experiencia y conocimiento, no están vigentes para las nuevas generaciones en términos productivos. Así, las personas mayores tienen cada vez más tiempo de salud física, pero menos espacios de productividad e interacción social.

En esta época de cambios sociales y tecnológicos, la salud mental y emocional de las personas mayores cada vez más adquiere mayor importancia, pues son justamente los factores psicológicos los que permiten o imposibilitan adaptarse a los distintos cambios de la vida; además, al entender la vejez como un proceso más dentro del ciclo vital, nos permite ubicar ciertos retos específicos que se afrontan durante esos años.

En la etapa de vejez es esencial que la persona realice una evaluación de su vida, de sus éxitos y fracasos, de sus deseos y sus temores y, con base en dicha evaluación, afrontar la cercanía con la propia muerte.

Las herramientas construidas y consolidadas a lo largo de la vida son las que ayudan a las personas a enfrentarse a las pérdidas, cambios y retos; así, por ejemplo, quien fue deportista y cuidó su salud, es mucho menos propenso a tener complicaciones médicas o enfermedades como diabetes; quien forjó relaciones afectivas cercanas y duraderas, seguramente podrá disfrutar de la compañía de más personas, y quien pudo construir un patrimonio sólido, sufrirá en menor medida de dificultades económicas.

En definitiva, lo más importante frente a cualquier tipo de pérdida, como las que suceden como parte del envejecimiento, es la capacidad que tenemos para enfrentarnos a ellas, así como la fortaleza interna y emocional, como la de redes sociales de ayuda.

Adaptarnos a los cambios significa encontrar nuevas opciones posibles, que nos permitan obtener más o menos la misma satisfacción que obteníamos de aquellas que ya perdimos, sólo así podemos salir enriquecidos de lo que a primera vista parece una pérdida.

 

Psic. Alejandro Silva

Clínica de Asistencia de la Sociedad Psicoanalítica de México (SPM).

www.spm.org.mx

 





Enviado por:

DANIEL ISRAEL HERNÁNDEZ
México, D. F.
01-11-2012
21:26
POR ESO:HAY QUE CUIDAR LA VELA QUE LA PROCESIÓN ES LARGA.Y LA CULPA DE QUE PASE EL TIEMPO NO ES DEL RELOJ, SINO DEL QUE LE DA CUERDA.
          Twitter   Facebook   RSS
 
Un producto de EL UNIVERSAL
Bucareli 8, Col. Centro. Delegación Cuauhtémoc
06040, México, Distrito Federal
Tel(s). 5709.1313 ext. 5033
email: de10[arroba]eluniversal.com.mx
Contacto editorial: cinthya.sanchez[arroba]clabsa.com.mx
¿Quiénes somos?
TVA JÓVENES S.A. DE C.V. © 2014
Todos los derechos reservados. Tva Jóvenes
S.A. de C.V.
De no existir previa autorización,
queda expresamente prohibida la publicación